BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

5 jul. 2011

Equivocaciones


Equivocaciones


Poder mantenerse firme en determinada postura es admirable, hasta que queda claro que esa postura está errada.

Quienes tienen la capacidad de admitir que están equivocados pueden continuar progresando

Quienes insisten tercamente en que están en lo correcto, ante la clara evidencia de que no es así, quedan atorados en el lodazal de su propio orgullo.

Las equivocaciones y los errores ya son suficientemente dañinos por si mismos. No hay ninguna necesidad de aumentar aún más el daño que producen, insistiendo en ellos.

Lo mejor que puedes hacer ante una equivocación es reconocer el error y aprender de él.

Lo peor que puedes hacer es defenderlo e insistir en él.

Las equivocaciones pueden convertirse en magníficos maestros. Los errores son inevitables

Cuando uno intenta conseguir algo ambicioso, sea lo que fuere, no hay dudas en cuanto a que algunas veces equivocará el camino.

Así y todo, esos giros equivocados en la ruta pueden ayudarte a avanzar, siempre y cuando tengas el coraje y la humildad de admitir que te has equivocado y de retroceder para salirte de ellos.

Siempre que estés logrando avanzar estarás cometiendo, al mismo tiempo, algunos errores Reconócelos, admítelos, aprende de ellos, corrige el rumbo y luego avanza más velozmente que nunca antes.


*** Gabriel Sandler ***

ANCIANO


ANCIANO


Anciano es el que tiene mucha edad; viejo es el que perdió la jovialidad. La edad desgasta las células, la vejez desgasta el espíritu.

Tú eres anciano cuando te preguntas si algo vale la pena. Eres viejo cuando, sin pensar, dices que no.

Tú eres anciano cuando sueñas. Eres viejo cuando apenas duermes.

Tú eres anciano cuando aún aprendes. Eres viejo cuando ya ni siquiera enseñas.

Tú eres anciano cuando aún te ejercitas. Eres viejo cuando pasas la mayor parte de tu tiempo sentado o acostado.

Tú eres anciano cuando el día de hoy es el primero del resto de tu vida. Eres viejo cuando todos los días parecen ser el último de una larga jornada.

Tú eres anciano cuando el día que comienzas es único. Eres viejo cuando todos tus días son iguales.

Tú eres anciano cuando en tu agenda tienes proyectos y obligaciones para cumplir mañana, pasado o la semana que viene. Eres viejo cuando tu agenda está en blanco y sólo vives pensando en los ayeres.

Tú eres anciano cuando te renuevas cada día que comienza, porque pones la vista en el horizonte, donde el sol sale e ilumina tus esperanzas. Eres viejo cuando te detienes a pensar que ése puede ser el último de tus días, y te deprimes mirando las sombras del ayer.

Tú eres anciano cuando tienes esperanzas, y el tiempo pasa rápido, porque la vejez nunca llega. Eres viejo cuando tus horas se arrastran vacías de sentido y llenas de tristezas.

Tú eres anciano cuando tus arrugas están marcadas por sonrisas. Eres viejo cuando tus arrugas fueron marcadas por la amargura.

El anciano y el viejo pueden tener la misma edad cronológica, pero tienen diferentes edades en su espíritu y su corazón. Por eso, amigo anciano, vive una larga vida, pero nunca te quedes viejo.


Vida

Vida

“Ya perdoné errores casi imperdonables,
traté de sustituir personas insustituibles
y olvidar personas inolvidables”.

Ya hice cosas por impulso,
ya me decepcioné con personas cuando nunca pensé decepcionarme,
mas también decepcioné a alguien.

Ya abracé para proteger,
ya me reí cuando no podía,
ya hice amigos eternos,
ya amé y fui amado, pero también fui rechazado,
ya fui amado y no supe amar.
Ya grite y salté de tanta felicidad,
ya viví de amor e hice juramentos eternos,
pero también “rompí la cara" ¡muchas veces!
Ya lloré escuchando música y viendo fotos,
ya llamé sólo para escuchar una voz,
ya me enamoré por una sonrisa,
ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia
y... tuve miedo de perder a alguien especial (y terminé perdiéndolo)
! Pero sobreviví! Y todavía vivo!

No paso por la vida...
y tú tampoco deberías sólo pasar...
Vive!!!
Bueno es ir a la lucha con determinación,
abrazar la vida y vivir con pasión,
perder con clase y vencer con osadía,
porque el mundo pertenece a quien se atreve y
LA VIDA ES MUCHO para ser insignificante".

Charles Chaplin


Enfrentar nuestras propias crisis


Enfrentar nuestras propias crisis

No pretendamos que las cosas cambien,
si siempre hacemos lo mismo.
La crisis es la mejor bendición
que puede sucederle a personas y países,
porque la crisis trae progresos.

La creatividad nace de la angustia
como el día nace de la noche oscura.
Es en la crisis que nace la inventiva,
los descubrimientos y las grandes estrategias.

Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar "superado".
Quien atribuye a la crisis sus fracasos
y penurias violenta su propio talento
y respeta más a los problemas
que a las soluciones.
La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.
El inconveniente de las personas y los países
es la pereza para encontrar
las salidas y soluciones.
Sin crisis no hay desafíos,
sin desafíos la vida es una rutina,
una lenta agonía.
Sin crisis no hay méritos.
Es en la crisis donde aflora
lo mejor de cada uno,
porque sin crisis todo viento es caricia.
Hablar de crisis es promoverla,
y callar en la crisis
es exaltar el conformismo.
En vez de esto,
trabajemos duro.
Acabemos de una vez con la única
crisis amenazadora,
que es la tragedia de no querer
luchar por superarla.

Albert Einstein


El Regalo de la vida


El Regalo de la vida

Para celebrar la llegada a mi edad avanzada escribí unas lecciones que me ha

enseñado la vida...

* La vida no es justa, pero aún así es buena.

* La vida es demasiada corta para perder el tiempo odiando a alguien.

* Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia
sí. Mantente en contacto..

* No tienes que ganar cada discusión. Debes estar de acuerdo en no
estar de acuerdo.

* Llora con alguien. Alivia más que llorar solo.

* Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.

* Haz las paces con tu pasado para que no arruine el presente.

* No compares tu vida con la de otros. No tienes ni idea de cómo es su
travesía.

* Si una relación tiene que ser secreta, mejor no tenerla.

* Respira profundamente. Eso calma la mente.

* Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o alegre.

* Lo que no te mata, en realidad te hace más fuerte.

* Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda
sólo depende de ti.

* Cuando se trata de perseguir aquello que amas en la vida, no aceptes
un "no" por respuesta.

* Enciende las velas, utiliza las sábanas bonitas, ponte la lencería
cara. No la guardes para una ocasión
especial. Hoy es especial.

* Sé excéntrico ahora. No esperes a ser viejo para serlo.

* El órgano sexual más importante es el cerebro.

* Nadie es responsable de tu felicidad, sólo tú.

* Enmarca todo supuesto "desastre" con estas palabras: "En cinco años,
¿esto importará?"

* Perdónale todo a todos.

* Lo que las otras personas piensen de ti, no te incumbe.

* El tiempo sana casi todo. Dale tiempo al tiempo.

* Por más buena o mala que sea una situación, algún día cambiará.

* No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.

* No cuestiones la vida. Sólo vívela y aprovéchala al máximo hoy.

* Llegar a viejo es mejor que la alternativa.....morir joven.

* Todo lo que verdaderamente importa al final es que hayas amado.

* Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.

* Si juntáramos nuestros problemas y viéramos los montones de los
demás, querríamos los nuestros.

* La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que
necesitas..

* Lo mejor está aún por llegar.

* No importa cómo te sientas... arréglate y preséntate.

* Cede.

* La vida no está envuelta con un lazo pero sigue siendo un regalo.


Regina Brett, 90 años,
de "The Plain Dealer", Cleveland , Ohio

Me declaro vivo!



Me declaro vivo!

Saboreo cada acto. Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí,
entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba.
Menos mal que a pesar de mi esforzada buena educación siempre había alguien difamándome.
¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario!
Desde entonces me atreví a ser como soy.
El árbol anciano me enseñó que todos somos lo mismo.
Soy guerrero: mi espada es el amor, mi escudo el humor,
mi hogar la coherencia, mi texto la libertad.
Si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme, no hice de la cordura mi opción.
Prefiero la imaginación a lo indio, es decir inocencia incluida.
Quizás solamente teníamos que ser humanos.
Sin Amor nada tiene sentido, sin Amor estamos perdidos,
sin Amor corremos el riesgo de estar de nuevo transitando de espaldas a la luz.
Por eso es muy importante que sea el Amor lo único que inspire tus actos.
Anhelo que descubras el mensaje que se encuentra detrás de las palabras;
no soy un sabio, sólo un enamorado de la vida.
La mejor forma de despertar es hacerlo sin preocuparse porque nuestros actos
incomoden a quienes duermen al lado.
La meta no existe, el camino y la meta son lo mismo.
No tenemos que correr hacia ninguna parte,
sólo saber dar cada paso plenamente
Cuando somos más grandes que lo que hacemos, nada puede desequilibrarnos.
Pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes que nosotros,
nuestro desequilibrio está garantizado.
Quizá sólo seamos agua fluyendo; el camino nos lo tenemos que hacer nosotros.
Más no permitas que el cauce esclavice al río, no sea que en vez de un camino tengas una cárcel.
Amo mi locura que me vacuna contra la estupidez.
Amo el amor que me inmuniza ante la infelicidad que pulula por doquier,
infectando almas y atrofiando corazones.
La gente está tan acostumbrada a ser infeliz, que la sensación de felicidad
les resulta sospechosa.
La gente está tan reprimida, que la espontánea ternura le incomoda y el amor le inspira desconfianza.
La vida es un canto a la belleza, una convocatoria a la transparencia.
OS PIDO PERDÓN PERO….¡ME DECLARO VIVO!

Chamalú.
Indio Quechua




Una fábula de un idiota:

Una fábula de un idiota:

En un pueblo Indio, había un muchacho al que llamaban "el idiota",
un visitante extranjero oyó hablar del chico y quiso averiguar el porqué.
Un día de mercado, lo vió, entre un grupito de gente, acercose y observó.
Alguno de los contertulios, le enseñaban una moneda de 100 dinars en

una mano y una de 5 dinars en la otra, y le daban a elegir; el muchacho

pensativo, acababa por elegir la moneda de 5 dinars y

con ello causaba grandes risotadas a todos.
Ese es el idiota, jajaja. Provocando que varios, en el afan de reirse

del muchacho, le continuaban poniendo las monedas, acabando siempre por la risa.
El extranjero, indignado con la situación, llamó al muchacho aparte y le dijo:
Pero chico, como consientes tanta burla, risas y que te llamen el idiota?
Cuando te ofrezcan las monedas, no seas tonto y elige la de 100

dinares, que tiene 20 veces más valor y evitarás que se burlen de tí.

El muchacho le contestó: Señor, yo no soy idiota, si eligiera la

moneda de 100 dinares ganaría una vez, pues se no provocaría risa ni afan

de ofrecerme más monedas, mientras que eligiendo la de 5 dinares cada

vez, he reunido muchísimo más dinero de 100 dinares y ellos

siempre tienen ganas de ofrecermelas otra vez para reirse.

Rabindranah Tagore