BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

10 sept. 2011

El Bambú y el Roble


El Bambú y el Roble

Cierto día cuando estaba en el bosque vi que un joven de 16 años
aproximadamente, golpeaba un árbol, fui donde el estaba, me senté y solo
miré, cuando vi que cesó de golpear aquel árbol, solo dije: ¡muy duro he!
tienes problemas y los resuelves golpeando un árbol.

-Si así soy, duro y fuerte.-

-Prefieres golpear un árbol descargar toda tu energía en él y abandonar
tus problemas sin tratar de resolverlos, ...que bien.-

-Así que duro y fuerte.

Ven, te voy a decir algo.-

Lo llevé hasta donde estaba un Roble, después lo lleve a donde estaba
un bambú...

-Obsérvalos, el Roble es Grande, Duro, y muy Fuerte, igual que tu, y El
bambú es muy Delgado, y Flexible. En tiempos de tormenta cuando los
vientos soplan muy fuerte el único que sobrevive a tal desastre natural es
el bambú, ya que el roble es muy duro para soportar la tormenta.

El bambú con su gran flexibilidad soporta toda tormenta se mueve y
dobla en armonía hacia donde los vientos se dirijan y el roble como es tan
duro, esta tan estático que en vez de doblarse se quiebra, trata de
resistir de imponerse ante la tormenta hasta que tarde o temprano cede.
Pasada la tormenta el único que queda de pie es el bambú delgado y
flexible, listo para soportar otra tormenta.

En tu vida considera cada problema como una tormenta y decide si te
compartas como un bambú o un roble.


Si crees que soy un sabio; estas equivocado… Solo soy un leñador.

desconozco autor

Un pensamiento

Un pensamiento

Es fácil recibir la gloria
que acompaña a una victoria...
Sin embargo, es difícil saber
sufrir el amargo sabor de perder...
No podemos jamás olvidar
que la vida está hecha de altos y bajos,
y que para todo tenemos que estar preparados.
No debemos emocionarnos
demasiado con nuestros triunfos,
ni dejarnos desalentar
por un revés sufrido.
Las dos cosas,
son cosas de la vida apenas,
y debemos acceptarlas sin penas,
o demasiada alegria...
Mañana será un otro dia...

Marcial Salaverry


Estrellas Marinas


Estrellas Marinas

Cierto día, caminando por la playa reparé en un hombre que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar . Hacía lo mismo una y otra vez.

Tan pronto como me aproximé me di cuenta de que lo que el hombre agarraba eran estrellas de mar que las olas depositaban en la arena, y una a una las arrojaba de nuevo.

Intrigado, lo interrogué sobre lo que estaba haciendo, a lo cual me respondió:

Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano. Como ves, la marea es baja y estas estrellas han quedado en la orilla.

Si Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa .

No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas. Y quizás no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa, ¿no estás haciendo algo que no tiene sentido ?

El nativo sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió :

Para ésta si lo tuvo !!!!!!!

Cada mensaje de estos es una estrella que arrojo al mar...

Sé que en este mundo complicado, trastocado, acelerado, equivocado, un gesto de ternura y solidaridad no alcanza...

Nada puedo hacer para solucionar las penas del mundo, pero mucho puedo hacer para ayudar en el pedacito de mundo que me toca.

desconozco autor



La Ventana y el Espejo

Un joven muy rico fue a ver a un rabino y le pidió consejo para orientar su vida. Este lo condujo hacia la ventana y le preguntó:

- ¿Qué ves a través de los vidrios?

- Veo hombres que van y vienen y un ciego que pide limosna en la calle.

Entonces el rabino le mostró un gran espejo y nuevamente lo interrogó:

- Mira este espejo y dime ahora qué ves.

- Me veo a mí mismo.

- ¡Y ya no ves a los otros! Repara en que la ventana y el espejo están hechos ambos de la misma materia prima, el vidrio. Pero en el espejo, porque tiene una fina lámina de plata pegada al vidrio, no ves más que tu persona. Debes compararte con estas dos especies de vidrio. Pobre, veías a los otros y sentías compasión por ellos. Cubierto de plata –rico-, apenas te ves a ti mismo. Sólo valdrás algo cuando tengas el coraje de arrancar el revestimiento de plata que te cubre los ojos y puedas nuevamente ver y amar a los demás.



*** Paulo Coelho ***