BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

23 jul. 2009

Felices Fiestas



De blanco y rojo
para los de aquí, y para los que no son de aquí... que paséis unas fiestas memorables.
Viva Tudela
y Viva Santa Ana

5 jul. 2009

Shakespeare


Mi encuentro con Hamlet

Cuando digo que me gusta Shakespeare la gente me mira raro jajaja, me río pero no lo entiendo, quizá lo que deberian hacer es leerlo para entender por qué sus obras siguen vigentes después de más de 400 años.
Mi obra favorita es Hamlet, creo que me llamaba desde muy pequeña.
Cuando creo que apenas sabía leer, vi por televisión algo que me dejó fascinada, ni siquiera vi la película entera, se trata de la escena donde Ofelia flota en el estanque ( a lo mejor fué un shock, realmente no lo recuerdo) ; el caso es que cuando contaba con 15 años, fuí a pedir un libro a la Biblioteca, y allí, escondido en la vitrina prohibida y bajo llave se hallaba un pequeño libro haciéndome guiños (ésto me lo imagino porque fuí flechada a por él, es como si me estuviera llamando), y en cuanto vi el título se me representó la escena de Ofelia en la cabeza y quise saber...
El caso es que al pedir el libro me fué negado con la escusa de que podía influir negativamente en mi ser. ¡Madre mía lo que me pudieron decir!, pues buena era yo, cabezoncica como buena ribera, iva a hacer caso... ¡enseguida!, jajajaja.
Llegados a este punto, mi inquietud era tremenda y en cuanto tuve ocasión lo pesqué; y qué fascinación, los preliminares fueron de lo más placenteros, primero lo olí y lo sentí en mis manos, y sin pararme en prólogos ni nada me adentré en sus páginas dándome cuenta que no era una novela convencional sino una obra de Teatro ( ya había leído alguna en el cole así que me dispuse a conocer a los personajes).
Y me adentré en el libro con espectación, despacio para entender, hasta que tuve que volver atrás a leer de nuevo para enterarme de lo que quería decir el Autor, ya que hubo momentos que se hacía difícil comprender el texto, tanto , que hubo párrafos que leí hasta 3 veces, pero no por ello renuncié, al revés, me lo tomé como un reto.
De repente me dí cuenta que no podía ser cierto lo que veían mis ojos;
- ¡imposible!...
Pero...¿Cuándo se escribió el libro?, es que parece que el Autor me está leyendo el pensamiento...-
Y me fuí volando a leer la Biografía de W. Shakespeare, cosa que todavía me dejó peor de lo que estaba.
En fin, después de aquello, seguí con la lectura con mayor fascinación que hasta entonces hasta que lo acabé, de un tirón ( aunque siempre volviendo atrás en determinados párrafos).
Quedé enamorada de Hamlet, no de la venganza sino de su esencia, creo que puede considerarse normal a los 15 años...

Más tarde lo volví a leer,( al mes más o menos) esta vez sin volver atrás salvo en los monólogos que más me fascinaban, pero por el puro placer de volver a encontrarme con ellos, y ¡ohhhhh sorpresa!, encontré cosas nuevas, y nuevas enseñanzas, no lo podía creer, es como si estuviera vivo; y esa segunda y tercera vez que nos encontramos fué todavía mas delicioso el descubrimiento.
A partir de entonces, y con el transcurrir de los años, nos hemos vuelto a encontrar en numerosas ocasiones ( ya he perdido la cuenta), y ya no encuentro novedades porque casi me lo sé de memoria, pero me encanta volver a revivirlo y a recomendar su lectura a quien no lo conozca, eso si, es verdad que puede influir en nuestro ánimo si no estamos en un momento positivo de nuestra existencia, así que cuidado.